Es una Institución de la Diócesis de San Juan Bautista (Misiones y Ñeembucú), creada por el Decreto Nº 45 del 19 de Octubre de 1983 con la "función de organizar y promover la solidaridad de los cristianos de esta Iglesia en particular, en orden a dar respuestas a las necesidades de los pobres y marginados en testimonio de caridad".
La Pastoral Social es una dimensión de la Iglesia que lleva la Buena Nueva de Jesucristo a todos los ambientes, ayudando a construir comunidades misioneras, solidarias y participativas, para transformar la sociedad desde las personas y las comunidades teniendo presente el desarrollo integral de la persona humana.
La Pastoral Social como la acción orgánica de la Iglesia, encaminada a inspirar y a animar las realidades temporales, difundiendo la doctrina y formando la conciencia de los cristianos, promoviéndolos y apoyándolos para que asuman con eficacia su responsabilidad en las realidades temporales (familia, cultura, profesión, economía, política, orden internacional), con objeto de lograr que se establezcan estructuras sociales dignas para los seres humanos y propiciadoras de un desarrollo integral.
Esta acción se realizará mediante jornadas de capacitación, orientación técnica y doctrinal a las familias campesinas y urbanas principalmente sobre el valor de la vida humana y el medio ambiente, la agricultura familiar campesina, la sostenibilidad de la seguridad alimentaria, promoviendo el sistema de producción agroecológica y su comercialización
Misión: Asume la misión evangelizadora de la Iglesia, trabajando en la formación de los agentes pastorales parroquiales y en forma comunitaria para el desarrollo sociocultural, económico de las familias y la promoción de los derechos y deberes de cada uno de los ciudadanos, para que crezcan en dignidad como hijos de Dios.
Visión:Queremos ser una Iglesia solidaria, participativa y organizada al servicio de la vida y del desarrollo sustentable de las familias.

En el marco del desarrollo del proyecto “Producción Agroecológica para el desarrollo de las comunidades en Misiones y Ñeembucú” la Pastoral Social Diocesana impulsa el área de comercialización con el objetivo de que las familias campesinas mejoren sus ingresos económicos con el aumento de la producción de alimentos variados y que son canalizados en ferias y venta directa.

Algunas de las actividades impulsadas y acompañadas son:
Organización de feria semanal y mensual con las familias campesinas. Asume la misión evangelizadora de la Iglesia, trabajando en la formación de los agentes pastorales parroquiales y en forma comunitaria para el desarrollo sociocultural, económico de las familias y la promoción de los derechos y deberes de cada uno de los ciudadanos, para que crezcan en dignidad como hijos de Dios.

- Se solicita apoyo a las instituciones para gestionar usufructo de espacio, facilitar equipos de instalación (audio, toldo, levantamiento de referencia de precio actual). Para lo cual se elabora y se entrega notas de solicitud de usufructo de espacio y toldos a los municipios involucrados.

- Además de las ferias se realiza la promoción y canalización de los productos de las fincas familiares campesinas en forma periódica a través de los agentes pastorales que contactan con los clientes y acercan los productos de las diferentes zonas de acción con el objetivo de incentivar la producción, mejorar la calidad y generar ingresos económicos.

- Las familias reconocen y valoran las actividades impulsadas y acompañadas desde la Pastoral Social Diocesana al tener la oportunidad de demostrar el trabajo de las fincas campesinas a la ciudadanía y que con un sistema productivo amigable con la naturaleza obtienen variedad de productos y de primera calidad.